¿Deberia usar un disco o una copa menstrual?

Hace tiempo que los tampones y las compresas han quedado en segundo lugar. Ahora la protagonista indiscutible de la menstruación es sin duda la copa menstrual, bastante más higiénica y mucho menos contaminante que la celulosa de la que antes dependíamos. Pero dentro de las copas también contamos con diferentes tipos. Y uno de ellos es el disco menstrual, que es bastante diferente de lo que estamos acostumbradas a ver. En su caso se trata de un diseño mucho más plano que se introduce hasta colocarse justo debajo del cérvix, la zona más profunda del canal vaginal. De ahí que, una vez puesto correctamente, no se note en absoluto.

¿Porque una copa de disco?

Nuevo diseño de ajuste plano

A diferencia de las copas menstruales a las que estás acostumbrada, el disco menstrual tiene forma ovalada y tan flexible que solo tienes que apretar los bordes hasta formar un ocho para insertarla. También cuenta con una estructura hexagonal en su interior para contener el flujo menstrual y aportar resistencia a su finísimo cuerpo.

Alta capacidad

La copa de disco es totalmente diferente a cualquier otra copa menstrual que hayas visto, pero además su borde doble a prueba de fugas, esta copa menstrual tiene una gran capacidad: hasta 76 ml, ¡DOS VECES lo que contiene la copa menstrual!

Comodidad durante cualquier actividad

El disco menstrual está diseñado para colocarse justo debajo del cuello uterino y ajustado detrás del hueso púbico, fuera del canal vaginal. Esto no solo lo hace muy cómoda de usar, ¡también significa que puedes tener relaciones sexuales con penetración mientras lo llevas puesto! – solo recuerda que la copa de disco no es un método anticonceptivo 😉

Diferencias entre la copa y el disco

Mientras que las copas menstruales son estructuras alargadas, los discos menstruales son, justamente, planos como unos discos. 

Las copas menstruales se colocan en las primera zona de la vagina, cerca de la entrada vaginal; los discos menstruales, por otro lado, se colocan justo debajo del cérvix.

La copa menstrual permite la recopilación del flujo menstrual; el disco menstrual tanto permite recopilar el flujo menstrual como mantener prácticas sexuales con penetración. Además que el disco menstrual se recomienda en casos de: suelo pélvico debilitado, prolapso en grado leve y un cuello uterino corto. En el caso de la copa menstrual, no sólo se recopila el flujo menstrual, también es posible vaciar el flujo sin necesidad de retirarla de la vagina. 

Sin embargo, es indispensable contemplar que una copa menstrual no es mejor que un disco menstrual (y viceversa). Son dos productos sanitarios con funcionalidades que se adaptan a la diversidad de los cuerpos con vulva. Ambos, después de todo, proveen una salud sexual plena libre de tóxicos y químicos. 

¡Copa menstrual!
¿Que es?

La copa menstrual es una alternativa a las toallas y los tampones, productos desechables utilizados para absorber la sangre durante la menstruación. Se puede decir que es “un dispositivo que se introduce a la vagina con el objetivo de recolectar la sangre menstrual durante el ciclo”. La copa tiene 2 tallas y te podemos asesorar para encontrar la mas adecuada para ti :).